Ondas de choque: Alivio de dolencias

Ondas de choque

Ondas de choque en Medicina Estética

Mediante la emisión de ultrasonidos de alta energía y frecuencia se resuelven en la actualidad diversas dolencias que antes solo podían tratarse quirúrgicamente.

Es empleada eficazmente en Medicina estética, traumatología, reumatología, fisioterapia y medicina deportiva, así como en el tratamiento de afecciones del sistema circulatorio y medicina interna.

Usos en medicina estética de las ondas de choque

La gran capacidad regeneradora de las ondas de choque estimula en gran medida la producción de colágeno y elastina en las células cutáneas. Por tanto, es muy eficaz en la eliminación de cicatrices, estrías y otras marcas producidas en la piel gracias a su poder reconstituyente del tejido conectivo, consiguen impresionantes resultados combatiendo la flacidez de los tejidos, mejora el tono muscular por lo que es un gran aliado en la remodelación corporal

Por otra parte, ha quedado demostrado que los tratamientos con ondas de choque son muy eficaces disolviendo la grasa localizada y persistente. Esta cualidad se ve reforzada gracias a la estimulación que ejerce sobre el sistema circulatorio y linfático, facilitando así la eliminación de las células adiposas destruidas.

Paralelamente, este efecto también va a promover la eliminación de toxinas y combatir la retención de líquidos.

Por todo lo expuesto anteriormente, son una de las tecnologías más eficaces para combatir la celulitis. Forma parte esencial de nuestro método integral anticelulítico, al combinar las ondas de choque con Radiofrecuencia y Ultrasonido (sistema exclusivo de Clínica Láser Médico). Con ello se consigue multiplicar la capacidad de acción de estas tecnologías con resultados realmente sorprendentes, tanto en tratamientos contra la celulitis como en los procedimientos de remodelación corporal.

Seguridad y eficacia de las ondas de choque

Nos encontramos ante una tecnología no invasiva y totalmente segura que cuenta con todos los avales científicos y técnicos. No causa dolor alguno ni requiere reposo. Además, su efectividad ha quedado ampliamente demostrada en todas las disciplinas médicas donde es aplicada.

Las contraindicaciones en el uso de las ondas de choque son las habituales en este tipo de tecnologías; marcapasos, embarazo, lactancia, neoplasias, procesos tumorales, etc. En caso de portar piercing u otros accesorios metálicos, es necesario retirarlos previamente.

¿Tienes alguna duda?

Contáctanos

Escríbenos al whatsapp